Lo mas viral en las redes Un hombre Ebrio se trago un bagre y estas fueron las consecuencias - Lo mas viral en las redes Un hombre Ebrio se trago un bagre y estas fueron las consecuencias - Lo mas viral en las redes Un hombre Ebrio se trago un bagre y estas fueron las consecuencias | Lo mas viral en las redes

TRANSLATE YOUR LANGUAJE

martes, 25 de junio de 2019

Un hombre Ebrio se trago un bagre y estas fueron las consecuencias


Un hombre ebrio se tragó literalmente un Pez Gato, venenoso y espinoso y este fue el resultado por cometer semejante estupidez.En las redes sociales,anda una noticia bastante particular,un hombre se trago un bagre y el esqueleto del pez gato de bronce, sin su cola, ahora se puede encontrar en el Museo de Historia Natural de Rotterdam junto con su aleta pectoral amputada.



Hay todo tipo de tradiciones bebedoras. Algunas personas cantan canciones mientras bajan su alcohol por la garganta. Otros bailan al ritmo de las canciones. En algún lugar de las cercanías de Rotterdam, en los Países Bajos, un grupo de jóvenes, aparentemente inspirados en el programa de televisión estadounidense "Jackass", se acostumbraron a acabar su borrachera tragándose un pez vivo.






Muy mala idea, especialmente en el caso de que los peces hayan evolucionado en la historia del mundo para auto defenderse.


De acuerdo con un informe de un caso reciente publicado el 17 de enero en la revista Acta-Oto, los chicos generalmente se tragaban peces de colores vivos de los acuarios de sus casas, criaturas pequeñas y blandas e indefensas que no luchan mucho. La diversión se detuvo el 3 de abril de 2016, cuando uno de los hombres trató de llevar su tradición un poco más lejos al tragar un pez gato, un tipo de bagre, un popular pez de pecera proveído de unas poderosas defensas y con un gran sentido de supervivencia.


Un hombre Ebrio se trago un bagre y estas fueron las consecuencias


Tal vez no sea sorprendente, la noche terminó con el hombre de 28 años de edad en la sala de emergencias, donde los médicos desconcertados retiraron cuidadosamente el pez espinoso de la garganta del sujeto.La mayoría de los animales saben que no deben comer el pez gato de bronce, dijo Kees Moeliker, director del Museo de Historia Natural de Rotterdam, quien revisó los restos del pez gato después de que los médicos los sacaron de la garganta del hombre. Eso es por una buena razón: sus lindos cuerpos de 2 a 3 pulgadas (5 a 8 centímetros) se defienden con espinas, montadas en sus aletas pectorales. Cuando los peces se estresan, por ejemplo, cuando son tragados por un depredador, esas espinas se vuelven erectas y pueden bombear veneno a la boca de sus atacantes.


Debido a esto, el bagre de bronce "no tiene depredadores como las aves y otros peces", dijo Moeliker a Live Science. "Quienes lo intentan, mueren y la selección natural hace su trabajo".


De hecho, en el caso del hombre, parece que rápidamente se dio cuenta de que había cometido un grave error, según un video del incidente que fue descrito por los autores del informe del caso. Desafortunadamente, el video no estaba disponible para que Live Science lo revise o comparta. Pero el informe incluye una descripción vívida de lo que mostró. En el film, una multitud de hombres se paró a beber y gritar "¡gran pez gran pez!" . Un hombre, sosteniendo un vaso de agua cristalina con el bagre vivo en él, lo inclina hacia atrás, intentando tragarlo entero. Cuatro segundos más tarde, escupió el agua y el pez en sus manos y lo arrojó sobre la mesa, donde se tambaleaba, apareciendo "angustiado" y "agonizado", según el informe.


Ese podría haber sido el final, si alguien no hubiera arrancado el siluro de la mesa y se lo hubiera dado a un tercer hombre, un joven de 28 años cuyo trauma se convertiría en el tema del informe del caso. Este desafortunado hombre se tragó un poco de cerveza y luego dejó caer al pez aún vivo en su garganta.


Pez gato de rio



Inmediatamente, fue obvio que algo había salido mal. El hombre intentó tragar más cerveza, pero no pudo. Diez segundos después, estaba "vomitando vigorosamente" y vomitando líquido. "En extrema angustia", se metió dos dedos en la garganta, tratando de hacerse vomitar, pero no tuvo suerte. Alguien administró lo que los médicos describieron como una "maniobra de Heimlich mal aplicada", que de nuevo falló. El hombre arrojó algo de sangre en un balde y segundos después la cámara fue apagada.


Aun así, el hombre aparentemente esperó "varias horas" antes de ir a la clínica, después de haber intentado expulsar al bagre con más cerveza, miel y helado.Cuando el hombre finalmente llegó a la sala de emergencias, los médicos buscaron en su garganta con una herramienta llamada laringoscopio y vieron lo que describieron como "una estructura similar a un pez", según el reporte del hospital.


"Esto está definitivamente entre los tres primeros casos médicos más extraños que he encontrado", dijo la Dra. Linda Benoist, coautora del informe del caso y residente médica en el Centro Médico Universitario de Rotterdam que trató al paciente. Benoist le dijo a Live Science que ella sabía que el juego de tragar peces era una tradición "extraña" entre algunos jóvenes de la población.


El bagre, dijo, ya estaba muerto cuando llegó el paciente, apretado contra la entrada del esófago del hombre, en la parte inferior de su garganta. El pez probablemente se había asfixiado, dijo Moeliker, señalando que unos tragos de cerveza no contienen suficiente agua para que un pez pueda respirar libremente.


El hombre necesitaba una cirugía para extirpar el bagre y los cirujanos prestaron mucha atención para eliminar cuidadosamente una a una las espinas del pez gato, alojado en el tejido de la garganta.Afortunadamente, la operación fue un éxito. Aunque no se sabe mucho sobre los efectos del veneno del pez gato de bronce en los seres humanos, no parece complicar la situación. 

A partir del más reciente seguimiento de los médicos con el hombre, en marzo de 2016Cuando se le preguntó si el juego de beber es peligroso cuando solo hay peces de colores involucrados,Benoist dijo: ¡ No soy un experto en tragadores de peces de colores, pero no quiero, ni puedo imaginar lo que se siente al deslizar un cuerpo extraño por tu garganta.


Finalmente, los investigadores destacaron algunos otros estudios de caso en los que la gente se atragantaba con peces vivos, incluida una instancia en la que un pescador intentaba tragar a un pez, para luego deslizarlo por su tráquea.Una completa locura la que cometieron estos jóvenes, si tomamos en cuenta que además estaban muy borrachos y fuera de sus cabales.

Esto es totalmente un acto irresponsable, dónde no se tuvieron en cuenta las consecuencias nefastas, que hubieran podido provocar, incluso podía haber provocado una muerte segura, pero gracias a la atención inmediata de los doctores no hubo ninguna desgracia, espero que esta experiencia les haya servido de lección para toda la vida.







Mientras tanto, los peces se conservaron en el Museo de Historia Natural de Rotterdam, que está justo al lado del hospital. Se unió a una exhibición llamada "cuentos de animales muertos" sobre colisiones dramáticas entre animales y humanos, dijo Moeliker.

No hay comentarios:
Write comentarios